domingo, 20 de diciembre de 2009

Eucaristía por la familia: Nos vemos en la Plaza de Lima, el 27 de diciembre




No es la primera vez, ni creo que sea la última, que Jose Manuel y yo
vamos a dar una palabra de aliento con motivo de algún acto litúrgico,
a las parroquias que están cerca de nuestra casa.
Esta vez nos ha tocado ir a una iglesia de Cuatro Caminos, allí, en misa
de una, nos hemos plantado con siete de nuestros nueve chavales.
Ibamos a animar a los feligreses a acudir a la eucaristía del domingo 27 de
diciembre, en la Plaza de Lima, a las 12 horas...
allí nos reuniremos familias de toda Europa, para dar gracias a Dios
por las maravillas que hace en cada uno de nosotros.

Se está preparando una movida impresionante. Nosotros, si Dios quiere,
acogeremos en casa a dos jóvenes italianos durante dos días... otras muchas
familias de Madrid harán lo mismo con franceses, portugueses, holandeses,
noruegos, alemanes... etc.

A Jose Manuel empezó a dolerle la tripa esta mañana (quizás influyeran
los nervios), el caso es que no se encontraba bien como para hablar
en público, así que tuve que hacerlo yo.
La verdad es que después (una vez que has vencido los miedos
y has hablado, mejor o peor, de los motivos por los que tienes
nueve hijos), sales contenta.
Es como la compensación de Dios al esfuerzo realizado.
Es como una inyección de Espíritu Santo.

Y así estoy ahora. Feliz.
Como siempre, he tenido que retrotraerme al pasado,
y ver qué ha hecho Dios con nosotros, si nos cuida, si es un
Padre o no, si es verdad que Cristo está resucitado,
si merece la pena seguirle...
yo soy muy poco agradecida, pero cuando miro hacia atrás,
no me queda más remedio que reconocer que lo ha hecho bien,
que lo está haciendo muy bien.

Esta mañana, antes de ir a esta iglesia, pensaba en el porqué,
porqué tenemos nueve hijos,
y sinceramente, creo que es por "temor de Dios";
que no es "miedo de Dios", sino respeto a su voluntad.

Jose Manuel y yo hemos visto que cuando de verdad hemos
sido felices, ha sido cuando no le hemos puesto trabas
a Dios... cuando hemos estado abiertos a la vida,
cuando nos hemos adecuado a Su voluntad.
En la escucha atenta, hemos visto lo que quería
de nosotros en cada ocasión... me acuerdo que Victoria
fue concebida después de la peregrinación del 2000
a Tierra Santa,
allí Juan Pablo II nos tocó de lleno, y nos mostró la
belleza de la donación mutua, de la entrega sin
reservas, nos mostró que no estamos solos en el cuidado
de los hijos. Que el Señor está con nosotros.

Este es un camino muchas veces difícil de recorrer,
porque te tienes que negar a ti mismo, a tus gustos,
a tus comodidades, a tu egoismo...
pero es que también hemos visto que eso
no da la felicidad.

Así que, como decía el sacerdote en la homilía,
hemos hecho lo que hizo María...
conocer poco a poco la voluntad de Dios, y acogerla.

María no lo supo todo "de sopetón", Dios Padre la fue
amoldando poco a poco,
le dio su Espíritu, para que en cada momento,
hiciera lo que El le sugería...
María caminó, y en ese camino se hizo sierva,
humilde, llena de gracia.

En nuestros planes no entraban nueve hijos,
pero el Señor nos los fue dando
uno detras de otro,
y vimos que cada uno era una bendición,
un regalo hermoso que nos liberaba de nuestro
orgullo, egoísmo, ambición...
es decir, cada hijo nos acercaba más al Padre.

También cada hijo nos mostraba nuestra realidad precaria,
unos "pobres pesebres", eso somos nosotros,
adonde viene a habitar el Señor.

Y es una maravilla. El trabajo del Señor ha sido perfecto, con
los disgustos, o las enfermedades, a las apreturas económicas
incluidas. Perfecto. Porque detrás de todo lo que nos
pasa y nos pasará, se encuentra El.

Su Palabra, su Cuerpo y su Sangre entregada.
Su Espíritu Santo.

Yo no lo hubiera hecho así,
pero El sí. Para eso es Dios,
y sabe lo que nos conviene.

Así que allí estaremos, en la Plaza de Lima, porque la familia
cristiana necesita fortalecerse.
Y el testimonio de otras familias nos ayuda a todos.
Con el Señor es posible estar abiertos a la vida,
con El los problemas son sólo eso,
problemas... pero no te matan, no te tumban,
no acaban contigo. Porque estás enraizado en la vid verdadera,
y te nutres de su savia.
Qué maravilla.

jueves, 17 de diciembre de 2009

Manipulación periodística: 450 novios musulmanes se casan en gaza, con niñas menores de 7 años



Parece ser que la información sobre las niñas casadas con musulmanes de Hamás, es una MANIPULACIÓN


periodística. Según la agencia Reuter, esas niñas eran damas de honor, de cien viudas que contrajeron nuevo

matrimonio, para no quedar desamparadas económica y socialmente.

Las niñas serían hijas de estas mujeres. La verdad es que es un descanso saber esto, siento haber creado tanta alarma, pero yo misma estaba escandalizada por esa información que me llegó con fotos incluidas, donde parecía tan evidente lo que se narraba. Gracias a Dios esto no es así, y podemos respirar tranquilos por que estas niñas siguen teniendo una infancia "normal", en medio de la guerra que viven.
































El artículo que habla sobre la boda de las niñas con radicalistas islamicos de Hamas es éste, esta es la entrada que hice, antes de saber la verdad de los hechos:
Qué mal cuerpo se me ha quedado al leer el artículo que ahora reproduciré, y al ver las fotos. Me parece absolutamente denigrante para esas niñas.

¿Nadie puede hacer nada?

Dadas en matrimonio con diez años...o menos, incluso. En las fotos he visto niñas,
que podrían ser de la edad de mi hija Judith, que tiene tres.

No sé qué decir. Me he quedado sin palabras.

Se me ha encogido el corazón. Qué bestialidad.

Cómo se puede consentir esto.

Ahora bien, no todos son así.





Este es el radicalismo islámico al que no hay que dar tregua.











Por Paul L. Williams, Ph.D. thelastcrusade.org


"Mahoma se casó con una niña de seis años. Pero el Islam ha evolucionado en 1.500 años.
En la tierra de Hamas, en 2009, las novias tienen casi siete.
Un evento de gala se ha desarrollado en Gaza: Hamas patrocinó un casamiento masivo
para cuatrocientos cincuenta parejas. La mayoría de los novios estaban en sus
medianos veinte; la mayoría de las novias eran menores de diez años.

Dignatarios musulmanes, incluyendo a Mahmud Zahar, un líder de Hamas,
estaban presentes para felicitar a las parejas que tomaron parte en la celebración, cuidadosamente montada.
“Le estamos diciendo al mundo y a Estados Unidos que no nos pueden negar la dicha y la felicidad”, les dijo Zahar a los novios, todos los cuales estaban vestidos con idénticos trajes negros, y provenían del cercano campo de refugiados Jabalia.
Cada novio recibió de Hamas un regalo de 500 dólares.

Las prepúberes niñas, vestidas de blanco y adornadas con chillones maquillajes,
recibieron ramos de novia.

“Presentamos este casamiento como un regalo a nuestro pueblo que se mantuvo firme enfrentando el sitio y la guerra”, dijo en su discurso el hombre fuerte de Hamas, Ibrahim Salaf. Las fotos del casamiento cuentan el resto de la sórdida historia.
El Centro Internacional de Investigación Sobre Mujeres estima que, actualmente,
hay 51 millones de niñas desposadas que viven en el planeta tierra y casi todas en países musulmanes. 29% de esas niñas desposadas son golpeadas regularmente y abusadas
por sus esposos en Egipto; 26% sufren un abuso similar en Jordania.

Cada año, de acuerdo a UNICEF, tres millones de niñas musulmanas son objeto
de mutilación genital. Esta práctica no ha sido ilegalizada en muchas partes de
Estados Unidos. La práctica islámica de la pedofilia proviene del profeta Mahoma,
que acumuló once esposas y muchas concubinas, después de la muerte de su primera
esposa Khadijah, en 619 D.E. Después que la anciana esposa de Mahoma, Khadijah,
murió en 619 D.E., él acumuló once esposas.
Coordinó las visitas a las tiendas de sus mujeres a lo largo de sus ciclos menstruales.
Su capacidad para la actividad sexual parecía no tener fronteras. Sahih Bukhari,
uno de los más reverenciados textos islámicos, dice: “El Profeta solía visitar a sus
esposas en forma cíclica, durante el día y la noche, y ellas sumaban once.
Le pregunté a Anas, “¿Tenía el Profeta la fortaleza para ello?” Anas respondió,
“Solíamos decir que el Profeta tenía la resistencia sexual de treinta hombres”.

Porque, en medio de esas delicias, el Profeta mantenía un establo de concubinas,
incluyendo a Reihana, su cautiva ‘judía’. Sus esposas y amantes estaban obligadas,
por la ley musulmana, a satisfacer sus necesidades sexuales en cualquier momento
del día o de la noche, y el Profeta se reservaba el derecho de disfrutarlas “
desde la cima de sus cabezas hasta la planta de sus pies”.
Esto parecería no ser terrible para los estudiantes del Informe Kinsley,
con excepción del caso de Aisha, la esposa favorita de Mahoma. Aisha era
la hija de Abu Bakr, el mejor amigo del Profeta y su más fiel seguidor.
Ni bien Mahoma posó sus ojos en Aisha, comenzó a fantasear con tener sexo con ella.
Había un problema con esta fantasía. Aisha, en ese entonces, era un pequeña niña de
cuatro o cinco años, mientras Mahoma era un hombre de mediana edad de cincuenta.
Y aún así, el Profeta no perdió tiempo en hacer realidad su fantasía.
Cuando Aisha cumplió seis años, Mahoma le pidió a Abu Bakr la mano de su
hija en matrimonio. Abu Bakr pensó que esa unión sería impropia –
no porque Aisha fuera simplemente una pequeña sino más bien porque él se
consideraba hermano de Mahoma. El Profeta dejó rápidamente de lado esta
objeción diciendo que la unión era perfectamente correcta a los ojos de Allah.
Abu Bakr consintió. Y Mahoma tomó a la pequeña niña como su nueva desposada.
Cuando estuvieron casados, Mahoma, en su misericordia, permitió que Aisha llevara sus juguetes, incluyendo sus muñecas, a su nueva tienda .
El casamiento fue consumado cuando Aisha tuvo nueve años y el Profeta cincuenta y tres .
Los tres años del período de espera no se debieron a la preocupación de Mahoma
de no abusar de una niña sino, más bien, al hecho de que Aisha contrajo cierta enfermedad
que provoc
ó la pérdida de su cabello .
La pedofilia no
fue practicada sólo por Mahoma, sino también sancionada por el Corán.
En el debate sobre el período de espera requerido para determinar si una esposa está encinta antes del divorcio, el texto sagrado dice, “Si estás en duda en lo concerniente a aquellas de tus esposas que han cesado de menstruar, sabe que su período de espera debe ser de tres meses.
El mismo período se aplica para aquellas que aún no han menstruado” (65:4).
Aquellos que piensan que los musulmanes modernos han abandonado estas enseñanzas, deberían estudiar las fotos y videos que acompañan este artículo y recordar las palabras del Ayatollah Khomeini, el clérigo islámico más famoso del siglo 20: Un hombre puede tener placer sexual de una niña tan joven como un bebé. Sin embargo, no debe penetrarla; sodomizar a una niña está bien.
Si un hombre penetra y daña a una niña, entonces debe ser responsable por su subsistencia toda su vida. Esta niña, sin embargo, no cuenta como una de sus cuatro esposas permanentes. El hombre no tendrá derecho a casarse con la hermana de la niña… Es mejor para una niña casarse en una época en que comenzará a menstruar en la casa de su esposo, mejor que en la casa de su padre. Un padre que case a su hija tan joven, tendrá un lugar permanente en el cielo.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Está a la vuelta de la esquina

A más de uno le parecerá una exageración, pero no lo es. Que los cristianos seamos
perseguidos está a la vuelta de la esquina. Los acontecimientos se precipitan, es
cuestión de tiempo -no demasiado- que desde los gobiernos se prohíba dar a luz a
hijos con problemas, o a sindromes de down, es cuestión de tiempo -no mucho- que seas
perseguido por no abortar, por tener una familia numerosa (provocarás el "calentamiento"
del planeta), o por no permitir que desde el colegio se adoctrine a tus hijos...
es cuestión de no mucho tiempo.
Todo, por ser un pequeño, débil, rayo de luz, en medio de estas tinieblas.
Sin pretensiones de nada, simplemente siguiendo a Jesucristo,
verdadero camino de Vida.

"Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán.
Permaneced en mi Amor".

Lo que nos espera es lo que ocurre en este vídeo (o seguramente bastante más que esto),
porque a estos cristianos no les hicieron casi nada, porque estaban allí las cámaras
de televisión, que si no hubiera sido así, no sé...
Pero bueno, lo principal es que verdaderamente en nosotros se dé ese espíritu
del siervo de Yahvé, ese espíritu de Cristo crucificado,
que no se resiste al mal.

Cuando venga el Hijo del Hombre, ¿encontrará fe sobre la tierra?


lunes, 7 de diciembre de 2009

Pablo y Sara


Este fin de semana hemos estado Jose Manuel y yo, "de novios",
es decir, sin niños. ¡¡¡solos!!!

Y no es que nos molesten los niños, no, ni mucho menos, pero es cierto
que también de vez en cuando, necesitamos nuestro espacio personal, íntimo,
sin intromisiones.
Bueno, solos, lo que se dice solos, tampoco es que hayamos estado... el sabado
estuvimos en una boda, pero el domingo sí, disfrutamos de una mañana y media
tarde exclusivamente para nosotros.
Pero me gustaría empezar por la boda:
Nos hemos ido a Zamora, a la boda de un hermano de comunidad, sevillano,
que trabaja en Madrid, y que se casaba con una chica, zamorana,
también del Camino, que vive igualmente en Madrid.

Y en Zamora, en la parroquia de San Frontis, nos hemos encontrado
cuatro comunidades juntas, dos de Madrid,
una de Sevilla, y otra de Zamora, todas unidas en un mismo espíritu,
celebrando el matrimonio de Pablo y Sara.

Ha sido espectacular, y conmovedor.

Me encantó la ceremonia. Me arrebataron los cantos, y sobre todo la
comunión que se respiraba en aquella iglesita románica, abarrotá...
me emocionó algo
que nunca antes había visto:
después de los esponsales,
de rodillas, los novios se cubrieron
la cabeza y los hombros con el talit,
manto hebreo que los judíos usan para las plegarias...
aquello fue impactante:
en un momento, estos nuevos esposos-católicos,no os quepa duda-
habían asumido todo el antiguo testamento, la vida de fe del pueblo hebreo,
las promesas de Dios, la alianza con su pueblo, sus debilidades,
su éxodo, su búsqueda constante del Dios de la vida...

Habían reconocido como propio todo el legado del pueblo hebreo,
habían hecho suya la infancia y la vida de Cristo Jesús,
en medio de su pueblo,
y en un instante,digo, habían incorporado a todo esto,
la buena nueva, Cristo resucitado,
bendiciendo y saliendo garante por aquel matrimonio.

Maravilloso.

Otra cosa que también me ha hecho pensar, ha sido cómo estos jóvenes
han valorado la fe que les han transmitido sus padres, cómo,
pudiendo "ennoviarse" con alguien de fuera de la Iglesia,
no lo han hecho así,
han buscado dentro de la Iglesia,
y en concreto, en el mismo "andamio" que ellos están empleando
para "tocar" a Dios: el Camino.

Me ha encantado esta madurez,
esta coherencia, este querer fundar el matrimonio sobre roca:
"Vendrán los vientos, las tempestades, pero no
derribarán la casa,
porque está cimentada sobre roca".
Sobre Cristo mismo.

Por otro lado, en esta escapada hemos vuelto a saborear
las delicadezas del Señor.
He tocado la fe de la Iglesia, presente en aquel templo románico...
y he visto al Dios que provee, por la forma en que nos ha facilitado
que pudiéramos estar allí:
Aterrizando, os diré que no desvelo ningún secreto,
si confieso que
normalmente estamos "a la última pregunta", vamos,
que llegamos a fin de mes, si llegamos...
imposible, por tanto, hacer un viajecito de fin de semana,
pero...
mi hermana estuvo en Cuba hace poco, y la agencia de viajes le regaló
un cheque-hotel, por cien euros...que ha ido a parar directamente a
nuestras manos. Gracias, hermanita. El Señor es grande.

Hemos tenido intimidad, celebración, banquete, baile, hotel, ciudad histórica,
naturaleza...visita a la colegiata y al monasterio de las dominicas de Toro...
un fin de semana único. En alabanza. Qué más podemos pedir.

jueves, 3 de diciembre de 2009

"Gracias por no matarme"



Me he quedado helada cuando he visto las pintadas que han puesto unas cuantas
autoengañadas -porque eso es lo que son, para su propia desgracia personal-
en las paredes de la sede de Red Madre. Una de estas pintadas, dice:
"Os beberéis la sangre de nuestros abortos".
Otra: "Aborto, porque me sale del koño". Casi nada.

En el fondo, estas pintadas vienen a decir: Mira, tengo que justificarme
de alguna forma, en el fondo de mi ser, sé que lo he hecho mal,
que no tenía que haber abortado, pero tengo que taparlo, autojustificarme,
defenderme, porque si no... qué va a ser de mí, cómo voy a vivir
con este sufrimiento... así que por mi libertad, porque nadie tiene
que decirme lo que he de hacer,
porque "eso" que aborté no es nadie,
porque los que defienden la vida son unos radicales, fachas,
intolerantes, retrógrados, prepotentes, ricos... etc por todo eso,
y muchas cosas más que yo misma alimento, por eso aborto,
y seguiré abortando.

Debe ser duro, durísimo, reconocer un error de tal calibre. Pero...
ahí está la grandeza de la persona. De los errores también se aprende.
Y si no, que se lo digan a tantas mujeres que hoy están en Red Madre,
ayudando a otras embarazadas, para que no cometan la misma
metedura de pata que ellas.

El otro día, me dijo Inés, seis años: "Mamá, gracias por no matarme".
Aquello me dejó de piedra.
Inés me miró fijamente, y muy seria, me lo repitió:
Gracias, por no abortarme. Gracias por tenernos a todos los hermanos.
La cogí y le dí un beso enorme.

-Las mamás no matan a sus bebés. Las que lo hacen, no saben lo que están
haciendo.

Sé que son pequeñas, pero esta realidad está ahí, y ellas la han vivido de cerca,
cuando estuvieron en la manifestación del 17 de octubre.

Recuerdo que entonces,Victoria -8 años-cogió sus pinturas, y
ni corta ni perezosa, escribió en una carpeta vieja:
"No al aborto. Sí a la vida. Tengan corazón",
así resumía ella todo lo que llevaba dentro...
"tengan corazón".

El día anterior, en el colegio, la vi hablando con su amiga Nuria,
y ambas, me abordaron nada más verme, e interrumpiéndose mutuamente,
me pedían que les contara "cómo se mataba a los bebés".
A mí aquello me pareció demasiado fuerte.

-¿Los cortan a pedacitos?, decía Victoria.
-¿Les matan con una pistola?, preguntaba Nuria.
-No, seguramente les ponen una inyección con veneno,sentenció Victoria.

Ellas, con sus grandes ojos marrones, me miraban y me pedían explicaciones...

Yo no quería responderles.Sobre todo, porque Nuria no es mi hija...

-Nuria, eso te lo tiene que explicar tu madre. Yo no puedo decirte nada de esto.
Eso te lo tiene que explicar tu madre...
Así quedó la cosa.


Yo creo que en este asunto del aborto hay que preguntarle a los niños.
Ellos no están contaminados por razonamientos enrevesados,
motivos económicos, presiones sociales... ellos ven la verdad.
El aborto es algo horrendo.
Parte el corazón de quien lo tenga.
Nadie tiene que pasar por esa experiencia. Ni la madre, ni el hijo.