martes, 6 de septiembre de 2011

Encuentro de blogueros, genial

Este post lo tenía que haber escrito hace ya varias semanas, pero lo he ido
dejando porque estaba en plena JMJ y quería vivirlo todo "a tope". Luego, vinieron la vuelta al trabajo, las prisas, la preparación de uniformes, libros, etc para el cole... y si me despisto un poco, este post cae en el olvido. Y sería una pena porque lo que viví ese día fue muy alentador.  (En la foto, Xhonane Oliva, el p. Joan Carreras, organizador del Encuentro y yo misma).

El primer encuentro internacional de blogueros se celebró en Madrid, el miércoles 17, casi iniciándose la JMJ. Nos reunimos todos, unos treinta blogueros, aunque de corazón había muchos más que no pudieron estar presentes; el encuentro tuvo lugar en el colegio Del Amo, en la zona universitaria de Madrid-capital. Para abrir boca, nada más salir del
metro casi me "tropecé" con Jorge Cordero, un bloguero peruano (travesiaporlavida.blogspot.com), padre de familia, que con su plano en la mano, pretendía localizar el colegio en un pis-pas; craso error pues se topó conmigo, y estuvimos dando vueltas casi media hora, estando como estábamos a un tiro de piedra del colegio mayor... (encima, el pobre, tuvo la osadía de comentar cuando por fin encontramos el sitio, que "se había encontrado con un ángel" que le había acompañado... ahí ya me percaté de la calidad humana de Jorge, una persona buena, buena).

Al llegar, vimos a un grupo haciéndose fotos en los jardines, y nos dijimos, ¡tate, estos son!, enseguida reconocí a María Jesús ("Desde el 5ºB), más o menos como yo la imaginaba, quizás un poco más "pequeña", menos voluminosa, más discreta... no sé cómo expresarlo... me presenté y estuvimos juntas casi toda la tarde... es sencilla, atenta, con paz. Me encantó conocerla.

Después tuve otra gran sorpresa, conocí a Guerrera de la luz, cuyo blog ahora mismo está "out" gracias a todos estos insultadores oficiales que planean por la red... se cansó de tanto acoso verbal y cerró el blog, aunque nos dijo que a principios de año, volvería con nuevos bríos. Guerrera es espectacular, vital, alegre, arrasadora. A ambas nos hizo mucha ilusión compartir unas horas, parecía que nos conociéramos de siempre.

Es curioso cómo la red puede favorecer la comunión de personas que, prácticamente, son desconocidas (fisicamente hablando) pero amigas desde lo más profundo del ser. Y esto es posible cuando se da la verdad, cuando uno abre el corazón desde el propio blog y lo presenta a los demás... y es curioso cómo incluso personas no afines (en creencias, o en el propio planteamiento de vida, por ejemplo), son respetuosas contigo cuando se dan cuenta de que intentas ser sincera, cueste lo que cueste.

(La foto de la derecha la hizo Cristina Bejarano, de La Razón: Muchas gracias por dejarme publicarla).

Hubo muchas personas a las que a partir de ahora pondré cara cuando visite sus blogs... me encantó Xhonane Oliva (familiacatolica-org.blogspot.com), madre de familia numerosa, con una alegría fantástica... un verdadero terremoto. Ella tiene un blog sobre cómo ayudar a los hijos en la fe, a través de celebraciones domésticas, apoyándose en los "santos del día". Es increíble lo que inventa, usa la repostería, e implica a sus hijos en hacer bollos, tartas, etc, para celebrar algún santo, busca siempre lo divertido, usa manulidades... trata de que ese santo forme parte de la familia, les explica a sus hijos, lo peculiar de esa persona... "me siento gratificada cuando alguno de mis hijos me dice, mama, yo quiero parecerme a san... que fue valiente, o sincero, o leal, o dio su vida por tal causa...", nos comentaba Xhonane.

También conocí a Cristina, de Blogueros con el Papa, muy cariñosa conmigo, y a Patricia de Eligelavida, una mujer entregadísima y admirable. Me enteré de iniciativas estupendas  como la de arguments.es, un blog que está regentado por 40 jóvenes, y que ha puesto en la red vídeos que mueven al debate... todo desde la perspectiva del joven que tiene algún problema, y que no sabe cómo afrontarlo...

En fin, fue estupendo. Compartimos mantel, todos juntos; compartimos ideas, inquietudes, formas de evangelizar en la red... acabamos rezando juntos, en la capilla.