martes, 13 de septiembre de 2011

Sor youtube o cómo ser monja

En 2010, 250 chicas contactaron gracias a Internet con un convento de dominicas en Segovia con la intención de conocer a estas monjas y clarificar su vocación. Hoy día, aunque se cuente con otras vías como amigos sacerdotes, o una parroquia a la que acudir, sin embargo, se recurre a la red para recabar información sobre cómo hacer realidad esa inquietud que nace de Dios, la de ser monja de clausura.

Así, esta primavera de las vocaciones religiosas de la que habló Kiko Argüello en el encuentro vocacional de Cibeles, parece que se va confirmando. Un reciente libro ("¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste¿") sobre testimonios personales de la vida en clausura, también está revolucionando el panorama eclesial (y la vida de los conventos, pues según me comentan, hay muchas llamadas telefónicas pidiendo una entrevista con la priora del lugar...).