sábado, 3 de enero de 2009

Alfonso Coronel de Palma, director de la cadena COPE: "Creo profundamente en los Reyes Magos"



Es una persona cercana, afable. Alfonso Coronel de Palma podría haberse escudado en sus muchas ocupaciones para eludir esta entrevista. Sin embargo, busca un hueco en su agenda, y se presta a hablar, con fruición, del significado que para él tiene la navidad.

“Yo soy de esas personas a quienes les encanta la navidad, sobre todo, por su significado: Celebramos un hecho verdaderamente trascendente para los cristianos, y verdaderamente asombroso para los que no lo sean, a saber, que Dios manda a su Hijo, a un pueblo.

Creo que este hecho, absolutamente trascendente y fundamental, cambia la forma de ver la realidad de las cosas. No es un pueblo buscando a un Dios, sino Dios enviando a su Hijo a un pueblo. Y este hecho tan trascendental se produce en la navidad, y además se encarna en hombre. Verdadero Dios y verdadero hombre.

Por otra parte, me parece una fecha preciosa, por todo el significado que la navidad tiene, cómo la hacemos nuestra en los ambientes familiares, sociales… creo que esto tiene una gran importancia”.

Cuenta, además, que actualmente es miembro de la Asociación Católica de Propagandistas, -él no lo dice, pero ha sido presidente de esta Asociación durante muchos años- y de ahí nutre su fe, aunque en su caso, dice, su encuentro con Jesucristo “se debe a mi familia, que ha sido para mí una verdadera iglesia doméstica”.

P.: ¿Cómo le ha cambiado la vida, el descubrir y querer seguir a Cristo?

R.: En el fondo, la vida es un camino de conversión, y en este sentido, el cambio es constante. De todas formas, el encuentro con Jesucristo lo que hace es llenarte de esperanza y proporcionar un verdadero sentido a tu vida.

P.: Como padre de familia, ¿cree en la existencia de los Reyes Magos, y cómo vive el día de Reyes?

Tengo cinco hijos. Y cuando ellos me preguntan si creo en los Reyes Magos, digo que sí; yo no les engaño nunca, y procuro cumplir muy a rajatabla, decir la verdad siempre. Sí existen, claro que existen. Están en el cielo en una existencia plena. En definitiva celebramos la adoración y postración del mundo ante Dios Nuestro Señor. Estos tres hombres fueron los primeros que reconocieron la divinidad de Cristo, y nosotros, los padres, no hacemos más que representarles aquí en la tierra. Yo creo profundamente en los reyes magos. Es una fiesta que celebramos muchísimo, y adquiere un significado pleno en la navidad. Al fin y al cabo, nos congratulamos con nuestros hijos, en estas fechas, por la venida de Cristo.

Tanto mi mujer como yo mismo, provenimos de familias que celebran la epifanía poniendo los zapatos por la noche, preparándoles una copita de licor a los reyes magos, también a los camellos se les deja algo de comida. Y luego, por supuesto, hay que intentar acostar a cinco niños, -la más pequeña tiene tres años, y la mayor, catorce; son cuatro chicas y un chico-, están todos muy nerviosos, y hay que esperar a que se duerman. El día de reyes es un día absolutamente mágico para mis hijos. El mismo día seis de enero vamos a misa todos juntos, nos reunimos en casa de mi madre para comer, y luego merendamos en casa de la otra abuela. Tratamos de vivir las navidades en plenitud, con celebraciones familiares en Nochebuena, Navidad, y Reyes.

Entrevista publicada en Cooperador Paulino, navidad de 2007.